Vier stücke op.5

1913
Clarinete
Piano

Después de asistir a un ensayo del Pierrot Lunaire de su maestro Arnold Schoenberg, Alban Berg queda eternamente marcado « la más profunda impresión que cualquier obra de arte me haya ofrecido». Sin duda algna se asegura que la personalidad musical Alban Berg será guiada por la obra cumbre de su maestro Schoenberg. Estas 4 piezas (op.5) junto con con los 5 Lieder (op.4), obras escritas después del mencionado ensayo, fueron revisadas por Schoenberg, que mostró de una manera directa y quizá poco mesurada, las varias debilidades que encontró en sus obras con frases como : «muy cortas y con falta de complejidad temática » . Alban Berg se hundió en una depresión que duró cerca de dos para poder hacer algo completamente nuevo que pudiera levantar su propio animo y obtener mejores observaciones de quien fuera su maestro, Arnold Schoenberg. Estas bellísimas cuatro piezas, criticadas con ainco por Schoenberg, fueron las últimas en un estilo aún no definido y quizá poco personal (influencias de Schoenberg, Mahler y Debussy) de quien marcará une época y estilo personal en el siglo XX, conocida como la segunda escuela de Viena junto con Schoenberg y Webern.